Compartir

Zifios bajan hasta los mil metros de profundidad para alimentarse

Fuente: ABC

Los zifios bajan hasta los mil metros de profundidad para alimentarse, según se ha puesto de manifiesto en un estudio que investigadores de la Universidad de La Laguna, de la Universidad de Aarhus (Dinamarca) y del Instituto Oceanográfico Woods Hole (Estados Unidos) han hecho sobre estos depredadores.

Patricia Arranz, del departamento de Biología Animal de la Universidad de La Laguna ha dicho hoy a Efe que desde 2006 se sabía que los zifios se alimentaban por medio de un ecolocalizador, pero hasta ahora se desconocía que bajan hasta mil metros de profundidad para atrapar a sus presas.

El estudio de los zifios entraña la dificultad de que se mueve a mucha profundidad, por lo que para este estudio, que publica la revista Plos One, los investigadores han equipado a nueve de estos animales con marcas de grabación de sonido de alta resolución DTag.

La investigación se ha llevado a cabo en aguas próximas a la isla canaria de El Hierro con zifios de Blainville, y por medio de los aparatos de alta resolución se ha rastreado el comportamiento de los animales y sus respuestas a estímulos ambientales desde una perspectiva “increíble”, se indica en un comunicado de la Universidad de La Laguna.

Los zifios pueden estar bajo el agua durante 65 minutos y con esta investigación se ha visto que crean mapas acústicos para navegar, y utilizan el fondo marino para orientarse y localizar zonas de concentración de alimento en aguas profundas.

Durante los buceos, los zifios emiten chasquidos ultrasónicos para buscar presas y una combinación de zumbidos y series más rápidas de chasquidos para capturarlas.

Para 535 de 974 de los zumbidos analizados en este estudio (55 %), ha sido posible obtener información relativa al entorno del animal mientras se alimentaba.

Así, los zifios realizan una estrategia en la que combinan la captura de presas meso y bentopelágicas, es decir, de diversas profundidades, incluso en una misma inmersión, que se ve favorecida en zonas de escarpada pendiente submarina, como El Hierro, donde ambos recursos se solapan.

Los sonidos emitidos por estos mamíferos han permitido describir por primera vez el comportamiento de un depredador de buceo profundo en el contexto del entorno que lo rodea, a más de mil metros bajo la superficie, se indica en el comunicado.

El zifio de Blainville (Mesoplodon densirostris) es una de las especies de mamíferos marinos menos conocidas y forma parte de los llamados cetáceos odontocetos.

Según los investigadores, El Hierro es un lugar único para estudiar estos zifios, por la abrupta pendiente de sus fondos submarinos y por la presencia de poblaciones residentes durante el año.

El Hierro representa además una de las zonas más importantes de cría y alimentación para los zifios en Canarias y la reciente erupción volcánica submarina afecta a su hábitat, por lo que investigadores de la Universidad de La Laguna realizan un seguimiento para determinar el impacto.

0 comentarios ↓

No hay comentarios todavía... tu opinión nos interesa.

¿Qué opinas de la nota?