Compartir

5 de mayo una perspectiva desde Londres

Fuente: Campus México

Cholula, Puebla.- “Un mes previo a la Batalla de Puebla, algunos políticos británicos reconocían las dificultades que los ejércitos Galos enfrentarían en México y sabían que la intervención sería un fracaso, no obstante los franceses nunca pensaron que serían repelidos, sino que iban a ser recibidos como libertadores”, afirmó Alan Knight, historiador inglés.

Como parte de los festejos del 150 aniversario de la gesta heroica del 5 de mayo de 1862, la Universidad de las Américas Puebla recibió al historiador y catedrático de la Universidad de Oxford, Alan Knight, para dar una conferencia sobre la perspectiva británica de este enfrentamiento, titulada “5 de mayo una perspectiva desde Londres”; a fin de establecer una reflexión de los alcances de este hecho histórico dentro del “Simposium Internacional 5 de mayo”, organizado por la Secretaría de Educación Pública del Estado de Puebla.

En Inglaterra, la Batalla de Puebla no tuvo mucho impacto, explicó Alan Knight, debido a que la redacción de la prensa británica sobre este hecho fue muy breve, aunado al retraso de 5 o 6 días de las noticias en América Latina que se publicaban en Gran Bretaña. “El periódico Times dedicó más espacio a los asuntos políticos que a los militares, su informe principal fue la incapacidad y deshonestidad del gobierno de Juárez, que carecía de todo sentido de decencia al extorsionar a los empresarios británicos por medio de impuestos arbitrarios y forzosos”, indicó el historiador británico.

Por su parte la prensa francesa, que funcionaba bajo una fuerte censura oficial, sólo admitió que los ataques al cerro de Guadalupe no alcanzaron su objetivo, siendo un revés menor. “En ves de impedir el avance de los franceses hacia la capital había expulsado una expedición de reconocimiento, por tanto la respuesta francesa fue que había sido una contramarcha y lo vieron como suerte del ejército Juarista”, explicó el catedrático inglés.

Alan Knight manifestó que las tropas francesas entraron al país pensando en ser los agentes de civilización sobre un gobierno que no gozaba de una buena economía, comparada con otras naciones en América Latina, que tenía muchos detalles en materia de administración. Pero el nacionalismo de una revolución y la soberanía mexicana perfilaron al ejército Galo como invasores nacionales, que de haber vencido al ejército de Oriente mostrarían una ventaja para los comercios extranjeros, en especial los británicos.

“La gran valentía de los ejércitos mexicanos al resistir tres ataques franceses, confirmó la creencia de que los franceses combatieron con imprudencia temeraria, pues las marchas y contramarchas disminuyeron al ejército francés, perdiendo a 1000 hombres victimas de su valentía e impetuosidad. Una guerra así fue un desperdicio de sangre y oro que el gobierno francés nunca previó, mientras tanto el gobierno del emperador francés enviaba refuerzos considerables a México”, concluyó el ponente británico.

0 comentarios ↓

No hay comentarios todavía... tu opinión nos interesa.

¿Qué opinas de la nota?