Un medio para mentes disruptivas

¿Apego a tus óvulos o espermatozoides?

¿Apego a tus óvulos o espermatozoides?

 

Ciudad de México.- Aún existen parejas que trabajan incesantemente para tener hijos, ello los conduce a valorar diferentes opciones, como la donación de óvulos, ni más ni menos gracias a la entrega anónima, altruista y desinteresada.

José Francisco Vélez Pérez, director médico de LIV Fertility Center, lo pone de esta manera: Una mujer dispone en sus ovarios de unos 400 mil ovocitos (forma inmadura de óvulos) desde su nacimiento y de forma natural se producirá cada mes un óvulo maduro que, si llega a ser fecundado, se convertirá en embrión y se desarrollará durante el embarazo, si no llega a ser fecundado ser perderá durante la regla.

Los óvulos que se utilizan para una donación proceden de la reserva natural existente, por lo que se podría decir que es una forma de aprovechar algunos que una mujer no llegará a utilizar.

En 1984 los doctores Lutjen P. y Trounson A. lograron el primer embarazo en el mundo con la técnica de reproducción asistida llamada donación de óvulos  y tras 33 años seguimos utilizando esta técnica; los estudios indican que este tratamiento tiene una tasa de esperanza de más de 50% de efectividad.

Se recurre a esta técnica de reproducción asistida cuando una mujer presenta menopausia precoz, que consiste en la pérdida de la función normal de los ovarios antes de los 40 años, dichos óvulos no cuentan con la calidad suficiente para conseguir un embarazo.

Existen otras circunstancias en la que la donación de óvulos es la mejor alternativa, como cuando existen daños en los ovarios debido a quimioterapias o radioterapias, cuando no se tienen ovarios ya sea por ausencia congénita o quirúrgica de los mismos o por enfermedades genéticas graves: ligadas a los cromosomas o a los genes, y que pueden ser transmitidas a la descendencia.

La donación de esperma es una opción y es la entrega voluntaria, en general de manera anónima, de semen, espermatozoides y material reproductivo para ayudar a otras personas que no pueden procrear por la vía natural y lo necesitan para ser utilizado en un proceso de reproducción asistida.

Un hombre produce millones de espermatozoides por mililitro cada día y en cada eyaculación se liberan entre 1 y 5 mililitros de semen, del cual sólo entre 5% y 10% son espermatozoides.

Las primeras donaciones anónimas de esperma en tratamientos médicos de fertilidad se hicieron al inicio de los años 1970 cuando se probó reemplazar el esperma defectuoso de un varón por otro.

Esta alternativa se utiliza cuando el hombre tiene azoospermia, que es la ausencia de espermatozoides en el fluido eyaculado o cuando estos son de baja calidad. La azoospermia puede ser el resultado de una obstrucción en el conducto reproductivo o la inadecuada producción de esperma.

También se recomienda la donación de espermas cuando el paciente presenta antecedentes de enfermedades genéticas y  no pueden evitarse mediante el uso del Diagnóstico Genético Pre-Implantación, cuando existen fallos repetidos de reproducción asistida con semen de pareja, sobre todo si al evaluar el caso el semen parece ser el causante de esta circunstancia o para mujeres sin una pareja masculina.

Los donadores de gametos (de óvulos o espermatozoides) deben ser personas jóvenes de entre 19 a 31 años, sin antecedentes de enfermedades crónicas ni heredables, sanas, que no fumen, tomen ni consuman drogas y de preferencia que no usen piercing ni tengan tatuajes.

HAGAMOS EL DEBATE

Top