Un medio para mentes disruptivas

“CAFE practices”, modelo de certificación Starbucks

“CAFE practices”, modelo de certificación Starbucks

Las siglas C.A.F.E. responden a la normativa desarrollada por las ONG Conservation International y Scientific Certification Systems, con la ayuda de la empresa estadounidense Starbucks, para garantizar que el café se cultive y procese de manera sostenible y que los agricultores reciban una retribución equitativa por su cosecha en los mercados internacionales.

En 2001, Starbucks y Conservation International decidieron poner en marcha las medidas de compra de café de un modo responsable, denominadas Coffee and Farmer Equity Practices (prácticas justas para el café y los agricultores), CAFE.

Estas normas fueron diseñadas, según Starbucks, “para trabajar con los cafeteros y asegurarnos de que el café tenía la máxima calidad, además de impulsar relaciones más equitativas con agricultores, trabajadores y comunidades, así como labores de protección del medio ambiente”.

Para convertirse en proveedor con la certificación CAFE, los agricultores, procesadores y exportadores interesados deben cumplir con unos requisitos mínimos y demostrarlos con sus prácticas a lo largo del tiempo. Según Starbucks, “los proveedores con la mejor puntuación reciben un trato comercial preferencial, un precio más elevado por su café y mejores términos contractuales.”

En 2004, Starbucks decidió revisar los parámetros de “compra justa” del café con que provee a sus establecimientos en todo el mundo con la ayuda de la institución de certificación independiente Scientific Certification Systems, que desde entonces se ocupa la gestión de la normatica CAFE.

Funcionamiento de CAFE

Según el folleto explicativo de Scientific Certification Systems, las prácticas CAFE han sido diseñadas “para que Starbucks compre café producido y procesado de un modo responsable a través de la evaluación de aspectos económicos, sociales y medioambientales.(…) Las prácticas CAFE establecen unos requisitos económicos, sociales y ambientales mínimos para todos los miembros de la cadena de suministros.”

La normativa contiene 28 indicadores específicos que hacen referencia a cinco áreas fundamentales: calidad del producto, responsabilidad económica, responsabilidad social, liderazgo medioambiental en cultivo del café y liderazgo medioambiental en su procesado.

Los productores y proveedores de café de todo el mundo, independientemente de su tamaño, pueden acceder a la documentación sobre los requisitos establecidos en las normas CAFE.

HAGAMOS EL DEBATE

Top