Un medio para mentes disruptivas

Embrión-quimera: los cerdos que se convertirán en los donantes del futuro

Embrión-quimera: los cerdos que se convertirán en los donantes del futuro

Los utilizamos cuando queremos insultarnos –decimos: “esta casa es una pocilga” o “comes como un cerdo”–, pero lo cierto es que nos parecemos más a estos mamíferos de lo que creemos. Si no, fíjense: nuestra piel tiene una estructura similar a la suya, el desarrollo embrionario es también muy parecido, e incluso la distribución de la sangre por la arteria coronaria es casi idéntica. Y por ello, los genetistas saben que les debemos a los puercos mucho más que el jamón de bellota y las chuletas; de hecho, nuestra propia supervivencia depende en gran parte de ellos.

Desde 2012, cuando se consiguió la primera secuenciación del genoma de una especie porcina, equipos de científicos de todo el mundo intentan desarrollar órganos humanos en el organismo de estos animales, sobre todo ante la preocupación por el bajísimo numero de donaciones –aunque nuestro país sealíder en trasplantes y se realicen al menos 13 diarios–.

Actualmente, investigadores de la Universidad de California Davis, en Estados Unidos, han logrado inyectar células madres humanas en embriones de cerdos con la intención de desarrollar un híbrido al que han llamado ‘quimera’, tal vez porque hace unos años el sueño de “cultivar” riñones y corazones en el cuerpo de un animal parecería un imposible.

Finalizado el proceso de gestación, los lechones nacerán con un órgano humano que podría ser trasplantado

De esta forma, los científicos esperan que los embriones se desarrollen en el interior de las cerdas durante un período de 28 días y, en el momento en que finalice la gestación, los lechones nacerán con un órgano humano que podría ser utilizado en caso de necesitar un trasplante.

La edición del ADN de los cigotos –embriones de una célula– se basa en un sistema desarrollado por las bioquímicas Charpentier y Doudna, quienes el pasado año fueron galardonadas con el Premio Princesa de Asturias 2015 de Investigación Científica por este ‘corta y pega genético’, conocido como CRISPR. El procedimiento consiste en extraer el ADN de un embrión porcino ya fertilizado para inyectar en él, gracias a ese vacío genético, células humanas pluripotentes, según ha informado la cadena ‘BBC’. Dado que el órgano estará creado “casi en exclusiva de células humanas”, el equipo del doctor Pablo Ross, que lidera la investigación, espera que sea “compatible” para trasplantar en cualquier paciente.

La anatomía del cerdo y sus paralelismos con la humana lo convierten en una “incubadora biológica” excelente, según los científicos

No obstante, de acuerdo a la BBC, uno de los temores de los científicos es que estas células madre “migren” al cerebro del cerdo y empiece a comportarse de una forma mucho más humana, aunque el doctor Ross apunta que “la posibilidad es muy baja”.

Por su parte, el profesor del departamento de neurología de la Universidad de Minnosota (Estados Unidos), Walter Low, destacó que la anatomía del puerco y sus paralelismos con la humana lo convierten en una “incubadora biológica” excelente para el crecimiento de órganos, y se espera que en un futuro no sólo se desarrollen páncreas, como hasta ahora, sino también hígados, corazones, pulmones e incluso córneas.

El Confidencial 

 

HAGAMOS EL DEBATE

Top