Un medio para mentes disruptivas

¿Escuchas bien en clase?

¿Escuchas bien en clase?

 

Querétaro.- Con el objetivo de conocer los factores que afectan la comprensión del habla en los recintos educativos, investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México, desarrollaron un proyecto, presentado en el Simposio de Metrología 2016,  que propone validar el uso de estas palabras de acuerdo con el Índice de Transmisión aceptado internacionalmente.

acustica head 1017

Así, que los integrantes del Departamento de Ingeniería de Control y Robótica de la Facultad de Ingeniería y del Departamento de Acústica y Vibraciones del Centro de Ciencias Aplicadas y Desarrollo Tecnológico (Ccadet) de acuerdo a lo establecido por el Instituto Americano de Estándares Nacionales (ANSI, por sus siglas en inglés) se dieron a la tarea de medir en recintos con condiciones acústicas distintas el tiempo de reverberación y ruido de fondo.

bisilabicas 2En el Laboratorio de Acústica y Vibraciones del Ccadet, el doctor Jesús Santiago Pérez Ruiz y Daniel Martínez Gutiérrez propusiron el uso de un conjunto de palabras bisilábicas, fonéticamente balanceadas, que contienen todos los sonidos del idioma español para evaluar la comprensión del habla en recintos como los salones de clase. Dicho material ha sido empleado también en pruebas audiométricas.

Martínez Gutiérrez puntualizó que para este estudio se eligieron varios escenarios con condiciones acústicas diversas para llevar a cabo las mediciones del nivel de ruido de fondo e índice de transmisión del habla. La instrumentación en los escenarios, dijo, consistió en una interfaz de audio y un amplificador con procesador digital con un simulador de voz conectado a una computadora, además una fuente de ruido, un sonómetro integrador y un micrófono de medición.

La Sociedad Americana de Acústica (ASA, por sus siglas en inglés) estableció recomendaciones acerca de los parámetros acústicos que deben considerarse en los escenarios educativos, a través de la norma ANSI/ASA S12.60-2010/Part 1.

“Dicha prueba se realizó con sujetos normoyentes —que poseen una pérdida auditiva pero dentro de los rangos normales—, quienes contestaron un cuestionario en el cual se evaluaba el porcentaje de palabras que reconocían correctamente en el recinto. Los resultados obtenidos fueron muy satisfactorios, por lo que se puede concluir que el material de voz con el cual se está trabajando, puede ser validado para su utilización en la evaluación de la inteligibilidad del habla”, destacó.

El investigador del Departamento de Ingeniería de Control y Robótica indicó que este tipo de estudios resulta importante para establecer criterios que deben tomarse en cuenta en el diseño y construcción de escenarios escolares, pues, dijo, la falta de inteligibilidad del habla afecta, entre otras cosas, el desempeño académico de los estudiantes.

“El problema es que la infraestructura de las escuelas en México ya tiene demasiado tiempo y para poder hacer tratamientos de mejoras se tendría que hacer una inversión considerable. Lo más adecuado sería el tratamiento acústico con paneles para mejorar la absorción y, sobre todo, reducir el ruido de fondo o ambiental”, finalizó.

 

HAGAMOS EL DEBATE

Top