Un medio para mentes disruptivas

Geografía Ambiental de la UNAM crea software sobre cambio climático

Geografía Ambiental de la UNAM crea software sobre cambio climático

Las propensiones del cambio climático pueden ser conocidas y analizadas con el software Clic-MD, que en apenas segundos analiza millones de datos de este fenómeno, una creación de Francisco Bautista Zúñiga, del Centro de Investigaciones en Geografía Ambiental de la UNAM.

El objetivo es ayudar a tener una idea de las tendencias y registros extremos de la temperatura en el entorno local, regional y nacional.

Una ventaja, dice el creador, es que además de funcionar en cualquier plataforma informática, ya tiene cargado mucho conocimiento estadístico y climático, y las posibilidades de equivocarse son pocas.

También almacena datos mensuales de temperatura máxima, media y mínima, así como de precipitación pluvial. De esta manera se calculan índices agroclimáticos y tendencias para detectar, por ejemplo, si llueve más en ciertas temporadas o si la zona se calienta o enfría más de lo normal.

La empresa SKIU –incubada en la UNAM y en la que participan alumnos de Bautista– realizó un contrato con la universidad para comercializarlo y así llegar a un público más amplio.

¿A quién sirve?

“En México existe poca información al respecto, por ello este software es fundamental y permitirá a los agricultores hacer un diagnóstico preciso sobre las medidas de adaptación a seguir para enfrentar las alteraciones referidas”, apuntó.

Clic-MD brindará una mejor calidad en los productos de investigadores y estudiantes debido a que analizará más datos, de manera más precisa y en menor tiempo.

Además, quienes toman decisiones sobre la anticipación y adaptación a este fenómeno les permitirá trabajar de forma más profesional, eficiente y oportuna, con conocimiento de la situación en el emplazamiento de estudio, subrayó.

Así, las agencias gubernamentales tendrán una mejor comprensión del problema relacionado con el cambio climático a nivel local, planteó Bautista Zúñiga.

“Me preocupa que las autoridades dediquen esfuerzos para saber qué pasará con el calentamiento global a 50 o 100 años, cuando deberían analizar datos actuales para entender el sentido y la magnitud de este escenario”, afirmó.

HAGAMOS EL DEBATE

Top