Un medio para mentes disruptivas

Indagando en los premios Oscar… del bombín al sombrero de charro

Indagando en los premios Oscar… del bombín al sombrero de charro

Escenarios espectaculares que duran armados apenas algunas horas, actores y actrices vestidos con sus mejores galas y decenas de periodista tratando de obtener fotos o las entrevistas más reveladoras, fanáticos buscando librar las medidas de seguridad para acercarse a sus ídolos de la pantalla grande… eso y nada más es la carta de presentación de los premios Oscar que otorga la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas (AMPAS; Academy of Motion Picture Arts and Sciences).

Pero ¿cómo surge esta festividad que se ha convertido en un evento meramente mediático?

Para hablar de la primera entrega de los Oscar, tenemos que remontarnos a la creación de la Academia, la cual fue fundada a partir de la idea de Louis B. Mayer, que en aquellos años era el presidente de Metro-Goldwyn-Mayer. El visionario tuvo la impresión de que hacía falta un organismo que le diera mayor auge al cine y el 11 de mayo de 1927 en Los Ángeles, California, se presenta la AMPAS.

Los Óscar fueron creados más tarde por la misma Academia, intentando institucionalizar un premio “en mérito al logro obtenido” en la industria del cine.

Así pues, la primera ceremonia de entrega de los Oscar se llevó a cabo en el hotel Hollywood Roosevelt de Los Ángeles, el 16 de mayo de 1929, para premiar a lo más destacado del cine de los años 1927 a 1928.

Aquella ceremonia fue conducida por Douglas Fairbanks y William C. de Mille y otorgó el premio a la mejor película a “Alas” (Wings) del director estadounidense William A. Wellman; el Oscar a la mejor dirección en película del género drama fue para “El séptimo cielo” dirigida por Frank Borzage y a la mejor dirección a película del género comedia a “Hermanos de Armas” del realizador Lewis Milestone.

Las prestigiadas estatuillas a mejor actor y actriz, fueron entregadas por primera ocasión en la historia de los Oscar a Emil Jannings por su trabajo histriónico en “La última orden” y “El destino de la carne” y a Janet Gaynor por su participación en las cintas “El séptimo cielo”, “El ángel de la calle” y “Amanecer”, esta última “de F.W. Murnau (que) conquistó el tiempo y la gravedad con una libertad que resultó mágica para su público original”[1].

Ahí comienza una leyenda que tiene muchas aristas que han contribuido a mitificar semejante evento mediático.

 

LOS MITOS DE LA ESTATUILLA

La estatuilla con el diseño que la conocemos, supervisado en 1928 por Cedric Gibbons, director de arte de la Metro-Goldwyn-Mayer, mide 34 centímetros de altura y pesa 3 kilos 850 gramos, tiene una chapa de oro britanio que cubre la base original de metal negro. La imagen es un caballero desnudo con estilo Art Deco, el cual mantiene los brazos cruzados sosteniendo una espada sobre un rollo de película de cinco radios. Estos radios simbolizan las ramas originales de la Academia, es decir, actores, directores, escritores, productores y técnicos.

La figurilla es el resultado artístico de un boceto en papel, con el que se dice que Gibbons acudió a su futura esposa Dolores del Río para comentarle que necesitaba un modelo para la estatua, a lo cual, según se cuenta, la mexicana le presentó al director mexicano Emilio “El Indio” Fernández, aunque este no tenía el total convencimiento de convertirse en la imagen que se entregara en los galardones cada año, aunque al final fue convencido para posar desnudo.

Así fue como se dice que “El Indio” Fernández tuvo una sesión con el escultor George Stanley, quien terminó por elaborar la estatuilla en arcilla, para que posteriormente Sachin Smith la transformara en 92.5% de estaño y 7.5% de cobre bañado en oro.

El molde original del Oscar, al cual solo se le ha hecho una ligera modificación en la base,  fue creado en 1928 en la Fundación C.W. Shumway & Sons en Batavia, Illinois, aunque desde 1983, más o menos 50 estatuillas se hacen cada año en la compañía R.S. Owens, ubicada en la ciudad de Chicago.

LOS MÁS FAVORECIDOS POR LA ACADEMIA

En 83 ediciones, los premios Oscar, algunas películas, actores, directores y fotógrafos comandan la lista de los más premiados, como a continuación se enuncian:

Entre LAS PELÍCULAS con más estatuillas recibidas se encuentran en orden histórico “El señor de los anillos: El Retorno del Rey”, que en la ceremonia de 2003, obtuvo 11 premios Oscar de las 11 nominaciones que había recibido. En 1997, la cinta “Titanic” es nominada a 14 premios de la Academia y obtiene 11 galardones y finalmente en 1959, Ben-Hur obtiene 11 premios de 12 nominaciones.

En la cima de la categoría histriónica (MEJOR ACTOR) se encuentran 3 actores, únicos que han recibido 3 veces en su vida la preciada estatuilla.

En primer lugar se encuentra Walter Brennan, quien gracias a su trabajo en “Rivales” (1936), “Kentucky” (1938) y “El Forastero” (1940) fue el primer actor en obtener 3 estatuillas como mejor actor de reparto.

Jack Nicholson es el segundo histrión en obtener 3 premios Oscar a Mejor Actor, por sus destacadas participaciones en “Alguien voló sobre el nido del Cuco” (One Flew Over the Cuckoo’s Nest, 1975), “La Fuerza del Cariño” (1983) y “Mejor… Imposible” (1997).

Y finalmente, el londinense, Daniel Day-Lewis, quien ganó el Oscar a Mejor Actor por su desempeño en pantalla en las cintas “Mi pie izquierdo” (1989), “Pozos de Ambición” (2007) y “Linconl” (2012)

Los DIRECTORES son parte indispensable de este recuento y en este rubro, al genio de John Ford es quien encabeza la lista, pues es el único director con cuatro estatuillas obtenidas como Mejor Director por su trabajo al frente de “El delator” (1936), “La uvas de ira” (1941), “¡Qué verde era mi valle!” (1942) y “The Quiet Man” (1953), y curiosamente no recibió el galardón por su obra más importante “La diligencia”, de 1939.

En la categoría de FOTOGRAFÍA, es preciso destacar el trabajo del mayor ganador de estatuillas como cinefotógrafo, Vittorio Storaro, quien ha ganados 3 Oscar por su labor en “Apocalypse Now” (1979), “Rojos” (1981) y “El Último Emperador” (1987).

LOS MEXICANOS EN LOS OSCAR

Entre nuestros compatriotas existen muchos ganadores de la preciada y mediatizada estatuilla, a continuación algunos de los más destacados:

En 2013, el director Alfonso Cuarón obtuvo el primer Oscar en la categoría a Mejor Director, para un latinoamericano con su cinta “Gravity”, que además tuvo un éxito arrollador en la taquilla de todos los países donde se proyectó.

También ese año, Lupita Nyong’o (nacida en México de ascendencia keniana), obtuvo el Oscar a Mejor Actriz de Reparto por “12 años de esclavitud”.

El Oscar al Mejor Actor de Reparto lo obtuvo Anthony Quinn (nacido en Oaxaca) en 1952 y 1956, respectivamente por “¡Viva Zapata!” y “El loco del pelo rojo”, esta última “rodada en Europa (pues) el director quiso que los escenarios fueran auténticos en la medida de lo posible”[2].

En la categoría de  Diseño de Producción, México ha tenido varios premios de la Academia, empezando por Emile Kuri, nacido en México de ascendencia estadounidense, quien obtuvo el premio en 1949 y 1954 por “La heredera” y “Veinte mil leguas de viaje submarino”, respectivamente. Posteriormente la germana-mexicana, Brigitte Broch obtuvo el galardón por “Moulin Rouge” en 2001 y Eugenio Caballero por El laberinto del fauno en 2006.

La cinefotografía también la ha dado un par de estatuillas a nuestro país, en la inventiva y creatividad de Guillermo Navarro en 2006 por “El laberinto del fauno” y Emmanuel Lubezki en 2013 por su espectacular trabajo en “Gravity”.

El Oscar a Mejor Montaje en 2013 lo compartió Alfonso Cuarón con Mark Sanger por su trabajo en “Gravity”. Beatrice De Alba obtuvo en 2002 el Oscar a Mejor Maquillaje por su trabajo en “Frida”, cinta dirigida por Julie Taymor y protagonizada por Salma Hayek.

Finalmente, en 1971 Manuel Arango y Robert Amram obtienen dos Oscares por “Centinelas del silencio” en las categorías de Mejor Cortometraje y Mejor Documental Corto. Ante el éxito, ambos personajes “volvieron a hacer mancuerna en el documental Clipperton: isla de la pasión[3].

Así pues, el pasado 26 de febrero se celebró en Los Ángeles la 84ª edición de la entrega de los premios Oscar, en la que “Birdman o (la inesperada virtud de la ignorancia)” fue nominada en nueve categorías, entre las que destacaban Mejor Director (Alejandro González Iñárritu), Mejor Fotografía (Emmanuel Lubezki), Mejores Efectos Sonoros   (Martin Hernández) y  Mejor Guión Original (Alejandro González Iñárritu), de los cuales obtuvo el más destacado fue Lubezki, por sus reiteradas nominaciones, ya que ahora lleva dos premios seguidos. Una historia que aún tiene muchas páginas por escribir…

[1] Ebert, R. (2005). Las grandes películas 2: otras 100 películas imprescindibles. Barcelona: Ediciones Robinbook.

[2] Martínez, J. (2009). Películas para usar en el aula. Educación permanente: formación del profesorado. Madrid: Universidad Nacional de Educación a Distancia.

[3] Aviña, R. (2007). David Silva: un campeón de mil rostros. México: Universidad Nacional Autónoma de México. CUEC.

HAGAMOS EL DEBATE

Top