Un medio para mentes disruptivas

Investigaciones agropecuarias de la UAG conjugan tradición e innovación

Investigaciones agropecuarias de la UAG conjugan tradición e innovación

En la actualidad el campo mexicano necesita prácticas sustentables, mentes jóvenes que usen las enseñanzas tradicionales y las combinen con la tecnología y conocimientos de nuestro tiempo para innovarlo, e incluso, reinventarlo, para ello se tiene el Centro de Investigación Agropecuaria y del Medio Ambiente Tlajomulco perteneciente a la Universidad Autónoma de Guadalajara.

“El CIAMAT cuenta con sistemas de producción de codornices, pollos, conejos, bovinos: leche y carne; porcino, ovinos y caprinos. En el área agrícola se tienen extensiones para la producción e investigación de granos, forrajes, hortalizas y algunas flores.

También se imparten asignaturas como-maquinaría agrícola-donde se enseña a los estudiantes a usar el equipo que un área de crianza o campo de cultivo tienen; desde tractores hasta básculas para pesar ganado”, explicó Aiko Benítez Corona, Jefa de Departamento de la Carrera de Ingeniería Empresarial Agropecuaria.

Según Benítez Corona, los estudiantes de cuatrimestres finales de Ingeniería Empresarial Agropecuaria se dedican a investigar diferentes métodos de cultivo y crianza de animales en base a nutrientes orgánicos y químicos donde se elaboran pruebas para determinar el crecimiento, peso, rendimiento, resistencia a las plagas y calidad, tanto de vegetales como de animales

El centro, cuenta con una nueva zona para la crianza de pollos. Daniel Béjar Solís, alumno de octavo cuatrimestre de Ingeniería Empresarial Agropecuaria, explicó que en el criadero se recrea el ambiente específico que el ave necesita para su cuidado y engorda: vacunación, adecuación del habitad para sobrevivencia, medidas básicas de alimentación, entre otras.

En esta área controlada se criarán más de 500 pollos de tres a cuatro kilos y los alumnos esperan experimentar con la adaptabilidad del ave. “Queremos demostrar que se puede criar a un pollo en cualquier lugar”, dijo el alumno Béjar Solís.

Mientras en el campo, dentro de la materia de Determinación de Organismos, el equipo de Javier Godínez Valencia, estudiante de octavo cuatrimestre de la misma ingeniería, realiza el registro, implementación de sistema de riego y control de las plagas de cultivos de fresa, 250 tallos de dos variedades de rosas y rábanos; proyecto implementado en un campo abandonado y con pocos nutrientes donde se investiga la injerencia del abono orgánico y artificial en el crecimiento de hortalizas.

El centro cuenta con otros proyectos de investigación de nutrientes en sembradíos de cebolla blanca, cebollín, garbanzo, frijol y brócoli. En el área de crianza porcina se prueban alimentos orgánicos y procesados con crías de cerdo para comparar su crecimiento.

El CIAMAT también da asesoría a productores de leche, ganaderos y agricultores en las áreas de veterinaria, biología, tecnología, análisis de terrenos y otros servicios.

HAGAMOS EL DEBATE

Top