Un medio para mentes disruptivas

IPN trabaja en el desarrollo de vacunas contra el asma alérgica

IPN trabaja en el desarrollo de vacunas contra el asma alérgica

Alrededor del 10 por ciento de los mexicanos padecen asma alérgica, y los pronósticos de la Organización Mundial de la Salud prevé señalan que al menos 500 millones de personas en el orbe la tendrán en el 2050, el doble de los casos diagnosticados actualmente.

Las cifras alarmantes motivaron al científico del Instituto Politécnico Nacional, César Augusto Sandino Reyes López a desarrollar vacunas que curen esta enfermedad respiratoria, que es provocada por agentes como el polen y los ácaros, cuando es de tipo alérgico.

El especialista de la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía indicó que aunque todas las personas nos exponemos cotidianamente a antígenos alergénicos, sólo algunas desarrollan la enfermedad, debido a la influencia de factores genéticos y ambientales, por ello hay individuos más susceptibles que otros.

Agregó que como producto del mestizaje, la población mexicana posee una mezcla de genes que la hacen sensible al padecimiento, por ello Reyes López trabaja en el desarrollo de vacunas contra la alergia a los pólenes de mayor frecuencia que ocasionan ese tipo de asma.

El asma es una patología que afecta la capacidad de las personas para respirar adecuadamente. Se genera a partir de una respuesta inflamatoria bronquial y dificulta el intercambio de oxígeno, por lo tanto cuando los enfermos presentan crisis sienten que se asfixian porque no tienen buena oxigenación.

El proyecto se enfoca a niños y adolescentes por ser la población con mayor índice de asma. La primera etapa se centró en conocer la prevalencia de sensibilización de los pólenes de amaranto, pasto y olmo, que tienen alta frecuencia en la atmósfera de la Ciudad de México.

En colaboración con la doctora María del Carmen Calderón Ezquerro, del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM, se identificaron los tipos de pólenes que se encuentran con mayor frecuencia en la atmósfera de la Ciudad de México.

En conjunto con el Hospital Juárez de México y el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), ambos de la Secretaría de Salud, el científico politécnico determinó cuántos de los pacientes que asisten a los servicios de alergia padecen asma a causa de esos pólenes, además identificó los antígenos que provocan esas respuestas.

Posteriormente aislarán los antígenos. “Los pólenes tienen muchas proteínas, tomaremos las alergénicas y las analizaremos a nivel bioquímico para conocer su forma, tamaño y determinar la secuencia de aminoácidos que las componen, las compararemos con antígenos presentes en otros pólenes para establecer semejanzas y diferencias entre ellos”, explicó.

Esta información permitirá saber cuáles son los antígenos más importantes en la población mexicana, al mismo tiempo los investigadores evaluarán la respuesta con anticuerpos de las personas alérgicas a ellos.

HAGAMOS EL DEBATE

Top