Un medio para mentes disruptivas

La era digital obliga a evolucionar

La era digital obliga a evolucionar

Las empresas recogen beneficios de ser parte de una economía digital, ya que las tendencias tecnológicas han mantenido a la cabeza a diversas industrias mexicanas, como la minería, el sector automotriz y de alimentos.

El potencial que la tecnología ofrece también se orienta en otros ámbitos que requieren renovar sus procesos con una visión más conectada para que las empresas puedan ser más prósperas y productivas.

El estudio Tech Trends 2017 de Deloitte indica que las organizaciones necesitan identificar, de entre todas las nuevas alternativas digitales, cuáles son las opciones que mejor se adaptan a su industria y que les ayudarán a despegar el potencial de sus negocios.

A su vez, expertos de la consultora reafirman la necesidad que tienen los líderes de comprender que la carrera de la digitalización los adapta mejor a un cambiante mercado que les exige estar a tono con lo que las personas hiperconectadas necesitan.

Bajo este línea, éstas son cuatro sectores en México que, de acuerdo con la búsqueda de Abogado Up, han o están aprovechando la transformación digital para renovarse e incrementar sus oportunidades.

Transporte y turismo

El sistema de taquillas ha sido desplazado rápidamente por empresas con modelos de negocios online que han generado consumidores más inteligentes.

A su vez, las empresas basadas en shared economy, como Airbnb, Parkeo, BlaBlaCar y Carrot están creando disrupción al idear formas de hospedaje alternativas que revolucionan a toda la industria.Bajo esa línea, las compañías aéreas y de autobuses, así como las empresas del ramo turístico, deben buscar encontrarse con el ecosistema digital para seguir captando consumidores, lo que no sólo implica tener canales de venta en internet, sino aliarse con otras plataformas que se han especializado en ofrecer experiencias de compra a la medida, como Expedia y Kayak, entre otras.

Retail

Los hábitos de compra de los mexicanos tienen ahora una fuerte tendencia digital: de acuerdo con la Asociación Mexicana de Internet (Amipci), 7 de cada 10 internautas en el país realizaron al menos una compra digital durante el segundo cuarto del año pasado.

La necesidad de los negocios -desde Mipymes, hasta las cadenas de presencia nacional e internacional- por digitalizarse no sólo implica unirse al e-commerce a través de marketplaces en línea o la creación de una tienda virtual propia, sino darle un enfoque digital a sus cadenas de suministros, operaciones, análisis de datos y distribución, así como la manera en que se conectan con sus consumidores, yendo del servicio a cliente, al marketing en línea.

Bienes raíces

El sector inmobiliario, más allá de las innovaciones en diseño y arquitectura, se ha mantenido en segundo plano al hablar de tecnología, pues tiene procesos que, aparentemente, sólo podrían realizarse de manera tradicional.

No obstante, la tecnología impone su capacidad de democratizar sectores de inversión ofreciendo una manera más dinámica para un público más diversos, mediante plataformas de crowdfunding, así como recursos de consulta de información relevante de los mercados, espacios de compraventa de inmuebles, así como herramientas de gestión de activos para hacer un mejor análisis antes y después de invertir.

HAGAMOS EL DEBATE

Top