Un medio para mentes disruptivas

Manzanas amorosas de Martha Chapa para Alejandro Ordorica

Manzanas amorosas de Martha Chapa para Alejandro Ordorica

Cuando Martha Chapa requirió 500 manzanas para una exposición en el Palacio de Minería de la Ciudad de México, Alejandro Ordorica Saavedra decidió enviarle cinco mil, cantidad no obstante insuficiente pues la cifra de asistentes rebasó el tamaño de la muestra, pero el gesto marcó el inicio de una relación que suma ya 14 años de matrimonio.

El entonces director de la Central de Abastos pudo captar la atención de la artista plástica, que consideró “muy lindo el detalle, muy generoso y a partir de ahí comenzó el deseo de conocernos más”.

En entrevista, Martha Chapa recordó que ambos cuentan con amigos en común que pretendían presentarlos y no duda en señalar que el sentimiento –que fue tomando fuerza– enriqueció la obra de la también escritora “a partir de ese amor y cariño”.

La exposición De mí para ti –presentada dentro del programa de Hacia un país de verdad. Diálogos en homenaje a Alejandro Ordorica Saavedra, una serie de sesiones organizada por la Coordinación General de Difusión y la Unidad Xochimilco por los 40 años de trayectoria del político y escritor– reúne manzanas amorosas.

“Son como una pareja: tuve que hacer una selección porque todo se relaciona con él y si bien es pequeña en tamaño es grande en significado.

“En especial estas manzanas amorosas hablan de dos personas que se aman, quieren y respetan, y describen cómo hemos permanecido juntas durante 14 años”.

Chapa elaboró dos retratos –uno al óleo y otro a lápiz– para el homenaje, con una dedicatoria especial en “muestra de mi cariño. Por eso decidí el título: De mí para ti”, en una reafirmación de cariño.

La muestra está compuesta por una decena de piezas pintadas en óleo sobre tela y lámina. Además, los asistentes podrán hallar un par de vitrinas que contienen, una de ellas, seis libros diferentes publicados por el propio Alejandro Ordorica, mientras que la segunda muestra cuatro textos hechos en coautoría con su esposa.

En cada pieza –que se exhiben hasta el 10 de junio en la Galería de la Casa Rafael Galván, centro de extensión educativa y cultural de la UAM– se percibe el entendimiento entre la artista y el político expresado, lo mismo desde el plano de las letras que de la plástica en un programa de la televisión cultural.

“Estoy orgullosa de su trayectoria. Creo que es un hombre preocupado por forjar y fortalecer una identidad nacional. Su trabajo me ha alimentado como mujer y artista y le doy las gracias por todos estos años de convivencia, ya que pienso que dejará una huella importante para las próximas generaciones”, concluyó la artista plástica.

HAGAMOS EL DEBATE

Top