Un medio para mentes disruptivas

Metáfora de belleza, sensibilidad y salud, es la piel

Metáfora de belleza, sensibilidad y salud, es la piel

La piel es nuestro escudo protector, también es una especie de termostato de nuestras sensaciones. Este órgano tan visible se ha convertido en metáfora de la belleza y la sensibilidad en la historia de la literatura y para los científicos.

El mayor órgano de nuestro cuerpo mide más de dos metros, pesa alrededor de 5 kilogramos y es el más expuesto durante el verano, cuando el clima es perfecto para usar prendas más ligeras, ir a la playa, realizar caminatas al aire libre y exponernos más al sol.

Así que lo recomendable es saber cómo cuidarnos para evitarle daños, como el envejecimiento prematuro, manchas, entre otros problemas. Las altas temperaturas, el sol, el mar y la piscina también hacen que la piel se reseque más de lo normal, y por eso es importante mantenerla hidratada.

La doctora Livier Ayala del Toro, Médico Formador de Laboratorios Ysonut  nos dice que “lo recomendable es prepararse unas semanas antes de las primeras exposiciones, y la mejor forma de hacerlo es cuidando nuestra alimentación, con la Dieta de Aporte Protéico para perder el peso ganado después de un parto, un problema hormonal o periodo de estrés, disminuye la celulitis y da mayor calidad a la piel, gracias al consumo de alimentos de diseño específicos que aportan las cantidades óptimas de proteínas de alto valor biológico al cuerpo, con un bajo porcentaje de glúcidos”

29 LivierLa médico cirujano de la Universidad Autonoma de Guadalajara comenta que los expertos de YSONUT, ofrece un protocolo exclusivo para el cuidado y tratamiento de la piel para disfrutar del aire libre y sol en verano sin descuidar el órgano más grande e importante de nuestro cuerpo”.

El laboratorio francés especializado en Nutrición-Salud, desarrolló Bourrache Cassis aceites vegetales conjugados con Vitamina E, procedentes del aceite de borraja (Borago spp), aceite de pepitas de cassis (Ribes nigrum L.), D-alfa tocoferilo acetato (vitamina E) integrados en cápsulas de origen marino, que en conjunto ayudan a evitar la resequedad de la piel y a prevenir la aparición de las arrugas faciales.

Y para fortalecer el cabello y las uñas, Capivance®, un compuesto elaborado a base de metionina, cistina, silicio, colágeno marino, calcio, fósforo, vitaminas C-E-B3-B8-B5-B6 y proteína hidrolizada de arroz, que en conjunto previenen la caída del cabello, fortalece las uñas frágiles, mantiene el brillo de la piel, conserva un rostro jovial y prepara la piel para las exposiciones al sol.

Productos diseñados, elaborados, probados y avalados por un Comité Científico, así que su seguridad es garantizada por el uso de dosis con efectos fisiológicos, según establecido por las normas de fabricación GMP controles farmacéuticos.

Mientras nos decidimos a cuidar nuestra piel disfrutemos del placer que puede erizarla, o la ansiedad y el miedo que le provoca sudor, y hasta la angustia que la hace palidecer, o la maravillosa sorpresa que la tiñe de rubor.

En la piel queda grabado el paso del tiempo, inexorable e irremediablemente, y sólo el contacto con otra piel puede despertar un torbellino de sensaciones.

HAGAMOS EL DEBATE

Top