Un medio para mentes disruptivas

“No te hagas güey”

“No te hagas güey”

Ciudad de México.-Ante el incremento en el consumo de alcohol en México que según la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco 2016 (ENCODAT 2016) registró un aumento de 60 por ciento en cinco años y en especial atención en los más jóvenes que reportan su primer contacto a partir de los 12 años, la asociación Cerveceros de México llevará a cabo por cuarto año el movimiento “No te hagas güey”, que busca erradicar el consumo de alcohol en menores de edad

Cerveceros de México y sus afiliados lanzaron el movimiento “No Te Hagas Güey” en el 2014 para concientizar a padres de familia, vendedores y menores de edad sobre los daños que causa el alcohol.

“El ejemplo vale más que mil palabras, si tú le dices a tu hijo o tu sobrino que no tome en exceso y tú lo haces. Es importante que la gente disfrute, no estamos satanizando el que la gente tome alcohol, ni cerveza, ni ninguna bebida, pero es importante que disfrute y valore el producto que está tomando.” Apuntó Margarita García, gerente de Responsabilidad Social en Cerveceros de México.

El  consumo de alcohol tiene fuertes implicaciones en el cuerpo, las emociones y en la capacidad de aprendizaje en un menor de edad. Afecta principalmente al sistema nervioso central, impide el desarrollo pleno del menor al ocasionar dificultad de concentración, irritabilidad e hiperactividad ya que el cerebro no ha terminado de desarrollarse.

Además, cuando el hígado recibe alcohol no está preparado para depurar dicha sustancia, por consiguiente no lo hará de la forma correcta, ocasionando que el adolescente se intoxique con mayor facilidad.

Para Cerveceros de México es fundamental promover un consumo de alcohol moderado y responsable ya que no basta con saber qué tipo de cerveza te gusta, sino también hay que conocer la mejor manera de disfrutarla a través de un consumo responsable:

El consumo de alcohol es sólo para mayores de edad.

Sí decides consumir alcohol, sólo debes hacerlo de manera moderada.

El abstencionismo debe ser respetado.

Bajo ninguna circunstancia debes ofrecer o vender alcohol a un menor de edad.

Consejos prácticos para el consumo responsable de alcohol:

Siempre acompáñalo con alimento.

Durante su consumo ingiere también agua o bebidas no alcohólicas.

Considera que el hígado tarda en procesar el alcohol entre 1 y 2 horas.

Las mujeres tardan más tiempo en procesar el alcohol que los hombres.

NO debes consumir alcohol si:

Si planeas manejar o realizar una actividad que requiera concentración.

Si planeas embarazarte, estás embarazada o en periodo de lactancia.

Si te encuentras tomando algún medicamento, es importante primero consultar a tu médico.

 ¿Y tú eres padre?

Sí eres padre habla con tus hijos sobre el no consumo del alcohol en menores de edad.

Fomenta una comunicación sana en la que puedan expresarse de manera positiva para que les hagas ver los riesgos que corren al consumir bebidas alcohólicas a temprana edad.

Brinda a tus hijos la atención necesaria. No la suplas por objetos o permisos que sean innecesarios; no hay nada que sea más importante que el tiempo de calidad.

Hazle saber a tus hijos que cuentan con tu apoyo ante cualquier situación, así tendrán la confianza para hablarte de sus problemas y podrás saber si están siendo presionados para consumir bebidas alcohólicas o alguna sustancia nociva para su salud.

Brinda la confianza necesaria a tus hijos para que aprendan a decir no y que no se sientan amenazados o presionados socialmente.

Si tu hijo tiene curiosidad por las bebidas alcohólicas, tómate el tiempo de explicarle las consecuencias que esto conlleva y por qué su cuerpo aún no está preparado para ingerirlas.

Pon atención a comportamientos anormales que detectes en tus hijos y no refuerces conductas negativas o adictivas.

Conoce el entorno en el que se desenvuelven tus hijos (amigos, escuela, lugares). Así podrás estar alerta ante cualquier situación anormal.

Evita exponerlos a situaciones de riesgo como fiestas o reuniones sin padres a cargo, paseos sin adultos responsables o que asistan a algún bar que no cumpla con los requerimientos legales.

Habla del consumo responsable de alcohol antes de que lleguen a la adolescencia.

No te hagas güey y fomenta en tus hijos experiencias sanas y positivas en las que encuentren diversión sin que esta tenga que ligarse al consumo de bebidas alcohólicas.

A los menores de edad

No tomes alcohol.

Recuerda que tanto tu cuerpo como tu mente aún no están listos para consumir bebidas alcohólicas. No pongas en riesgo tu salud.

No te dejes presionar por amigos o familiares para beber alcohol. Aprende a decir no y, con la firmeza de tu decisión, demuéstrales que tienes aún más valor.

Para divertirte con amigos o familiares en fiestas o reuniones no es necesario el consumo de bebidas alcohólicas.

El consumir alcohol a temprana edad no te hace mayor, lo único que provoca es que estés expuesto a más riesgos.

No consumas alcohol, sé un ejemplo tanto para los más pequeños del hogar como para los adultos, así obtendrás respeto y reconocimiento ante los demás.

Mantén una buena comunicación con tus padres y familiares. Recuerda que ellos son quienes siempre estarán contigo y te protegerán.

Recuerda que tener una vida sana y libre de adicciones te permitirá tener un mejor futuro y vivir grandes experiencias.

Todo a su tiempo, no quieras correr antes de empezar a caminar.

Mantén alerta tus cinco sentidos y disfruta de cada etapa de tu vida al máximo

No arriesgues tu futuro por un momento de placer, recuerda que las consecuencias pueden ser graves ¡No te hagas güey!

A los vendedores

NO vendas alcohol a menores de edad.

Implicaciones legales que tiene el fomentar el consumo de bebidas alcohólicas en los menores de edad.

¿Qué se entiende por bebida alcohólica?

Se consideran bebidas alcohólicas aquellas que contengan alcohol etílico en una proporción de 2% y hasta 55% en volumen. Cualquiera otra que contenga una proporción mayor no podrá comercializarse como bebida. Además en México existe la prohibición de vender bebidas alcohólicas a menores de edad.

En resumen “no te hagas güey”

HAGAMOS EL DEBATE

Top