Un medio para mentes disruptivas

Pasión y competencia, palabras clave para decidir una profesión

Pasión y competencia, palabras clave para decidir una profesión

“El futuro no es un regalo, es una conquista”   

Robert F. Kennedy

 

 

 

¿Sabes ya a qué te quieres dedicar?, es la pregunta dirigida a los estudiantes de nivel media superior quienes acudieron al Centro Cultural Roberto Cantoral, sede del evento organizado por El País, cuyo eje en su primera edición Ciudad de México fue el detonar la decisión profesional pauta para el resto de su vida…(con posibilidad de erra, claro).

30 expertos en emprendimiento, videojuegos, música, política, astronomía, medicina, biología, literatura, arquitectura, robótica, deportes, cine, protagonizaron charlas y talleres guiados por Jorge Cuevas el “robalocos” quien en cada corte dejó la clara recomendación: “vibro con esto, o simplemente es sólo información para mí”, en el resumen de qué todo es útil dentro de “El País con tu futuro”.

Y es que tomar decisiones en una época con toda la información que tenemos a la mano, no es sencillo, por ello se eligieron portavoces de mexicanos que estudiaron total o parcialmente en México, exitosos, con inspiración, y carácter para estar donde están, así fue el preámbulo para los primeros expositores, el académico en el IIMAS de la UNAM, Hernando Ortega y una de sus creaciones robóticas.

Luego llego al micrófono, abrigado por un material visual impactante, el arquitecto y urbanista Pablo Serrano, quien señaló que “al final todos vivimos las ciudades, y disfrutamos este gran invento de vivir en comunidad, lo más difícil de la arquitectura es crear emociones con los espacios, se aprende como un oficio, hablan de que usamos el lado izquierdo del cerebro, más cercano a la estructura del arte”.

Además, apunto algunas necesidades especiales dentro de la arquitectura, que quizá se puedan ampliar para muchas otras profesiones, como el “soñar y crear espacios distintos, se necesitan creadores de materiales, supervisores, aquellos quienes controlen los tiempos, es un reto dejar de hacer cajas en un mundo que es redondo, con materiales inteligentes, con formas nuevas, tenemos que transformar con pasión, de trabajo, y paciencia”.

Tal vez porque amamos la literatura, y ahí está nuestra muy particular pasión, pero el escritor Benito Taibo logro transmitir ese espíritu creador al llevarnos por un recorrido interminable por las letras. De pronto nos vimos transformados en Wendy Moira Angela Darling con un cierto rencor contra Peter Pan, ya que nadie tiene derecho a imponer nada; después fuimos Aureliano Buendía, sorprendido por la maravilla de Macondo, entre muchos otros también llegamos a transformarnos en Benito, un escritor de 56 años por fuera y 17 por dentro quien al final de su presentación sólo dejó la máxima “sean lo que quieran, pero sean lectores”

Así transcurrió el evento cuyo objetivo es marcar el principio del resto de tu vida de jóvenes quienes tienen oportunidad de errar. Tomo dos días de noviembre para presentar a sus invitados, desde Jorge Cohen, el responsable de marketing para Google en Latinoamérica, hasta Pedro Kumamoto, el joven independiente que irrumpió en la política mexicana al obtener un puesto de elección popular sin la ayuda de un partido, el piloto Guillermo “Memo” Rojas; o bien el cineasta Antonio Serrano, hasta la peculiar astrónoma Julieta Fierro, todos ellos representantes de casos de éxito que confirman que no es necesario tener mucho dinero o estudiar en el extranjero para ser agentes de cambio. No importa los recursos con los que se disponga, el talento y las buenas ideas florecen y se alimentan con la pasión.

Y es que muchos hemos escuchado la “hocicosis” del día a día de que nos tenemos que dedicar a lo que hay, y si, “hay quienes los revuelca el futuro, hay quienes se suben a él y hay quienes lo crean”… Así concluyó el robalocos los días del País, con tu futuro, 56 charlas inspiradoras de 13 minutos cada una, y talleres donde los participantes lograron potenciar sus habilidades de comunicación, liderazgo, trabajo en equipo, pensamiento creativo y otras muchas competencias.

HAGAMOS EL DEBATE

Top