Un medio para mentes disruptivas

Realizan en el Salvador Zubirán el primer trasplante de brazos en AL

Realizan en el Salvador Zubirán el primer trasplante de brazos en AL

Al cabo de la rehabilitación, el paciente puede lograr una movilidad y funcionalidad de 75 a 95%, aseguró Martín Iglesias, jefe de cirugía plástica del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición (INCMN) Salvador Zubirán y líder del equipo que intervino en la cirugía de trasplante a Gabriel Granados

Gabriel Granados recuperó la posibilidad de volver a ser independiente y reincorporarse a la actividad productiva, regresó a su casa, luego de casi tres semanas en el hospital durante las cuales la respuesta de los miembros trasplantados es positiva. No existe razón para que tenga complicaciones, aseguró Iglesias Morales.

Explicó que la cirugía duró 17 horas, participaron 19 médicos y enfermeras dentro del quirófano en un procedimiento que implicó unir poco a poco huesos, una arteria, tres venas, tres nervios y 18 músculos y tendones. Este tipo de trasplante es técnicamente más complejo que el de órganos, comentó el director del INCMN, Fernando Gabilondo.

Durante una conferencia de prensa en el instituto, el doctor Iglesias informó que el paciente volverá al nosocomio para iniciar la terapia de rehabilitación, la cual durará alrededor de dos años.

En ese lapso la movilidad y funcionalidad de Gabriel puede ser de 75 a 95 por ciento; aunque, la posibilidad de mejorar no se terminará mientras viva. Al menos esa es la experiencia del trasplante que en 1999 se realizó en Kentucky, Estados Unidos. Cada año el paciente reporta avances en la funcionalidad de brazos y manos.

Ya de salida del INCMN, Gabriel pasó al auditorio donde se realizaba la conferencia. Comentó cómo de un sentimiento inicial de tristeza total y el deseo de morir por la pérdida de sus brazos, pasó a otro –aún sin conocer la posibilidad del trasplante–: por algo será que sigo aquí.

Luego de más de un año de la quemadura eléctrica que sufrió en su casa y de las limitaciones con que ha vivido, tiene una renovada esperanza de que podrá hacer su vida normal y sobre todo, volver al trabajo. Aunque, aclaró, ya me dijeron que deberé tener mucha paciencia para aguantar la terapia que viene.

La cirugía de Gabriel se logró después de más de un año de estudios clínicos y espera de que llegara la donación, pero en los siete años previos el entrenamiento del equipo médico que encabeza el doctor Iglesias fue intenso. Aunque estaban listos para iniciar en 2009 hasta ahora fue posible realizar el procedimiento.

 

 

HAGAMOS EL DEBATE

Top