Un medio para mentes disruptivas

Taekwondoínes politécnicos ganan bronce en Universiada Nacional

Taekwondoínes politécnicos ganan bronce en Universiada Nacional

Aldo Rendón de ESIME Azcapotzalco y  Angélica Herrera del CICS Santo Tomás vencieron a competidores de universidades de todo el país, fueron combates intensos, que decidieron al ganador en los últimos segundos, los taekwondoínes del Instituto Politécnico Nacional, se alzaron con las medallas de bronce en la Universiada Nacional 2016, celebrada en la Universidad de Guadalajara (UdG) del 7 al 10 de mayo.

Rendón Rubio, estudiante de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME), Unidad Azcapotzalco, tuvo un largo camino antes de llegar a la justa nacional y obtener el tercer lugar en la categoría fin (-54kg), enfrentó y venció a representantes de escuelas privadas y públicas de todo el país.

Por su parte, Angélica Herrera, quien cursa el octavo semestre en el Centro Interdisciplinario de Ciencias de la Salud (CICS), Santo Tomás, compitió en la categoría welter (-67kg) y combatió en tres ocasiones para obtener la medalla de bronce, inclusive venció en el combate por el tercer lugar a la representante local.

A pesar de ser la primera universiada para Aldo Rendón, su técnica y nivel competitivo estuvieron a la altura de contrincantes experimentados, prueba de ello fue que su combate inicial terminó antes de tiempo debido a la diferencia de puntos, 15-3. “Desde el primer round, me vi superior al adversario, tomé confianza, y me di cuenta de que sí podía ganar una medalla, sólo pensaba, dos peleas más y la consigo”, comentó el taekwondoín.

El joven de 19 años, alumno de segundo semestre de la carrera de robótica industrial, ingresó a la selección del Politécnico desde que cursaba el nivel medio superior en el Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos (CECyT) 11, donde a partir de ese momento comenzó a asistir a torneos como la Olimpiada Nacional, Festival de Cintas Negras y México Open.

Por otra parte, Angélica Herrera, había participado dos veces en la universiada, pero se quedó en la etapa regional. La taekwondoín externó que tenía miedo de lastimarse en la competencia debido a una antigua lesión en la rodilla izquierda. Sin embargo, desde que se puso su dobok y entró al área de combate, se sintió relajada y sólo disfrutó de las peleas.

A pesar de ser más pequeña de estatura que sus contrincantes, la politécnica, junto con sus coaches Antonio y Noel González Juárez, descifraron la mejor táctica para aprovechar su ventaja y salir avante en las peleas.

HAGAMOS EL DEBATE

Top