Un medio para mentes disruptivas

UNAM estudiará material obtenido en la Mars Desert Research Station

UNAM estudiará material obtenido en la Mars Desert Research Station

 

South Utah.–El desierto de Utah, es el lugar donde encontramos la Mars Desert Research Station, la segunda de cuatro Estaciones de Investigación Analógica de Marte propiedad y operada por la Sociedad de Marte, esta se caracteriza por tener un suelo semejante al que encontrarán los seres humanos en Marte: composición roja, óxido ferroso, silicatos y otros minerales.

En el lugar, Yair Piña, estudiante de la Facultad de Ciencias de la UNAM, afirma que “se obtuvieron unas pruebas muy pequeñas que están absorbiendo toda la radiación”, agregó que dicho material llegará a la UNAM para estudiarlo y determinar si cumple con las propiedades termoluminiscentes, “para que los primeros humanos que lleguen a Marte y recolecten muestras del suelo marciano puedan saber cuánta radiación se ha recibido”.

Quizá como todos los que nacimos después de la llegada del hombre a la Luna, en cuanto se quita su traje con que trabaja en la misión análoga a Marte, que siempre soñó con llevar un traje espacial, un casco y un tanque. Y por supuesto, caminar con todo el equipo a cuestas. El equipo espacial es muy pesado, hay desgaste físico. Las caminatas, los recorridos en los vehículos y, sobre todo, cuando se recolectan muestras en las colinas son, dice, una experiencia excepcional. Te ayuda “a conocer tus límites físicos y mentales”.

Toda la tripulación vive en “Marte”. Ninguno de ellos mira ese paisaje rojizo como un desierto del planeta Tierra, los protocolos de la misión análoga se cumplen rigurosamente. Las puertas del hábitat se abren sólo con el traje puesto, con el plan trazado. La tripulación sabe que sólo juntos pueden alcanzar su objetivo: encontrar las claves para sobrevivir en Marte.

En un recorrido por el invernadero del hábitat, Yair Piña cuenta que se trabaja con nuevos métodos de cultivo que se pueden utilizar cuando la humanidad se decida a unir fuerzas para conquistar otros mundos. Se trata de producir alimentos normales, en el espacio exterior: cebolla, acelga, rábanos, algunas flores, “se recolectan muestras para tratar de cultivarlas en el desierto. En condiciones muy similares a las que tendrá la primera nave tripulada a Marte. Es uno de los módulos más nuevos que tiene el hábitat”

La primera misión latinoamericana en la MDRS está integrada por un físico, un ingeniero mecatrónico, un ingeniero industrial, una experta en nanomateriales (comandante de la misión), el oficial de alimentos y el periodista. Saben que sus investigaciones, su trabajo multidisciplinario para entender a Marte contribuirá al desarrollo de tecnología que solucionará los problemas que tiene nuestro planeta.

Yair Piña, México; Camilo Reyes y Leonardo Valencia de Colombia; Gabriel Caballero, Argentina; Víctor Román, Perú y la comandante Yendri Corrales, Costa Rica, comandante del grupo, son los orgullosos astronautas análogos latinoamericanos que forman parte de la Misión Latam I.

 

Piña recibió en estos días la noticia de que su cápsula Aztratos que se lanzó en Chihuahua, con la colaboración de la Presidencia de la República y el Ejército mexicano ya fue recuperada. A su regreso de la MRDS podrá estudiar los resultados.

Sus estudios sobre los niveles de radiación que enfrentarán las primeras mujeres y hombres que pisen el planeta rojo, obviamente pueden ser cruciales para contribuir al mayor logro de esa próxima misión: sobrevivir en Marte.

 

 

 

HAGAMOS EL DEBATE

Top