Un medio para mentes disruptivas

Voluntarios de la UAM revisan viviendas mediante procedimientos oficiales

Voluntarios de la UAM revisan viviendas mediante procedimientos oficiales

 

Ciudad de México.- Organizados en grupos de 13, alrededor de 380 alumnos y egresados de la Licenciatura en Arquitectura de la Unidad Azcapotzalco de la Universidad Autónoma Metropolitana, respondieron al llamado emergente de vecinos de esa sede académica que solicitaron la revisión de sus viviendas.

Encabezados por el maestro Alejandro Hurtado Farfán, profesor-investigador del Departamento de Evaluación del Diseño en el Tiempo, uno de esos equipos visitó una zona habitacional en la calle Matlacoatl, colonia Santa Bárbara, donde verificaron las condiciones del lugar con el coordinador de la Licenciatura, maestro Miguel Sandoval Pérez, al frente de esa misión.

Hasta el 22 de septiembre habían realizado inspecciones visuales de las estructuras físicas de 35 casas-habitación, en una labor altruista y voluntaria de la comunidad universitaria que opera mediante procedimientos oficiales.

25 UAM 1

“Contamos con un formato de evaluación de riesgos que nos brindó el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) y con un manual de daños, y a los jóvenes les hemos ofrecido orientación y capacitación”, precisó Sandoval Pérez.

“Egresados, profesores y alumnos han participado en una convocatoria emergente que surgió tras el sismo, a partir de la solicitud que ciudadanos realizaron a la Facultad de Arquitectura de la UNAM y con quienes decidimos unirnos para colaborar cubriendo la parte norte de la ciudad y el área metropolitana”, precisó.

Las 35 direcciones visitadas corresponden a las delegaciones Gustavo A. Madero y Azcapotzalco, entre ellas las unidades Bimbo, Rosario y Xochinahuac, en un trabajo conjunto con estudiantes y profesores de la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura (ESIA) Tecamachalco del Instituto Politécnico Nacional.

“En total, cubrimos 15 lugares de manera simultánea gracias a la excelente participación de los jóvenes, además de que realizamos inspecciones con bajo nivel de riesgo, sólo de carácter estructural”, finalizó.

Jorge Alfonso Vigenor Pelcastre, alumno del quinto trimestre, comentó que han visitado edificios habitados por más de 15,000 personas y algunos en las colonias Lindavista e Industrial Vallejo, con la idea de proporcionar tranquilidad a las personas, aun cuando “no podemos brindar un dictamen, pero sí diferenciamos entre fisuras o grietas, y definimos lo que es o no peligroso”.

La UAM, Casa abierta al tiempo… y a la solidaridad.

HAGAMOS EL DEBATE

Top